Lorca

Sonia Hernandez, Eduardo Lafuente, Paula Villa (CHS), Elena Lopez Gunn and Gema Huelva (ICATALIST)

Prólogo y el Resumen

Lorca es una ciudad milenaria, crisol de culturas (musulmana, judía y cristiana), con una relación histórica y turbulenta con el agua. El agua le ha dado riqueza y del campo lorquino salen cada año para decenas de países frutas y hortalizas de los más variados tipos.

De esta larga relación amor-odio entre agua y el hombre surgen obras para dominar los cauces tanto de ramblas como del río Guadalentín (o Oued al Lentin, río de fango en árabe), como las cuatro presas de Puentes, o una compleja de red de acequias, muros, defensas, diques, etc.

A su vez Lorca se encuentra en la zona sísmica más activa de España, cerca del punto de fricción entre las placas tectónicas Africana y la Euroasiática. En concreto, Murcia (y por tanto Lorca) se encuentra en lo que llaman la microplaca Ibérica.

Con este coctel de riesgo potencial, Lorca ha tenido que lidiar con episodios importantes de desastres naturales. En efecto, episodios tan recientes como el terremoto sufrido en 2011 (magnitud 5.1), o la inundación de 2012 conocida como la riada de San Wenceslao son eventos, que por su proximidad, deben tenerse en cuenta para extraer conclusiones útiles para el futuro que permitan aumentar la resiliencia del sistema.

El aumento de la coordinación entre Administraciones Públicas, el flujo de información entre el usuario y la propia Administración en ambos sentidos, y de ciudadanos entre sí en estas situaciones son elementos que debemos mejorar en los próximos años. El proyecto EDUCEN cuyo manual tengo el placer de presentar, tiene como objetivo ayudarnos en esta compleja tarea.

José Carlos González Martínez Comisario de Aguas de la CHS

Introducción al manual

Objetivo de EDUCEN

El proyecto EDUCEN tiene como objetivo analizar como la cultura puede convertirse en un activo muy valioso para la reducir la vulnerabilidad frente a los desastres.

Sobre todo como la cultural influye en la preparación, respuesta y recuperación después de las crisis, tanto desde el punto de vista individual como de la sociedad en general. A menudo la cultura y las diferencias culturales son percibidas como una barrera.

Bajo este marco, las acciones previstas en EDUCEN tienen como objetivo ayudar a desarrollar metodologías y ejemplos que demuestran como la comprensión, sensibilidad y competencias en relación con la cultura en el ciclo de reducción del riesgo de desastres es una enorme oportunidad. En resumen el desarrollo de herramientas para poder incluir y apoyar una cultura de desastres a través del aprendizaje.

El enfoque de EDUCEN: el papel clave de la cultura en la gestión de los desastres

Entender la cultura en el marco del proyecto EDUCEN se apoya en una serie de conceptos y metodologías base que se explican en esta sección. El objetivo de EDUCEN como se mostrara en este Manual es desarrollar y probar herramientas y metodologías que integran la cultura en la reducción del riesgo de desastres (RRD).

Esta sección describe los temas EDUCEN conceptuales básicos que se han desarrollo y probado para el caso concreto de la gestión de inundaciones en Lorca.

La memoria cultural en la RRD

El papel de la memoria cultural es dar a conocer cómo las comunidades adaptan su cultura a lo largo del tiempo al estar expuestos a los eventos desastrosos (inundaciones, terremotos, etc.), y por lo tanto como poner en valor la experiencia compartida acumulada y el conocimiento local que se desarrolla.

La memoria cultural también incluye la comprensión de cómo son documentados en la historia y acervo histórico, y como ejercen en sí una influencia indirecta sobre la cultura, contribuyendo a su contexto histórico, a menudo de maneras sutiles al ser incorporados en la memoria e historia local (Alexander 2000). En otras palabras, el concepto de la memoria cultural se refiere a la interpretación de estos eventos de generación en generación (Kempe 2007). […].

La relevancia de la memoria cultural

La memoria cultural revela cómo las comunidades adaptan su cultura con el tiempo a la luz de los acontecimientos catastróficos sobre la base de la experiencia acumulada y compartida y al conocimiento local de un grupo de personas. La memoria cultural también incluye la comprensión de cómo “eventos catastróficos” son absorbidos por la historia y ejercen una influencia indirecta sobre la cultura, contribuyendo a su contexto histórico, a menudo de maneras sutiles (Alexander 2000).

Cuando recordado, inmortalizado y comparando las experiencias de los desastres estas pueden inspirar la invención de prácticas sociales y técnicas para hacer frente a las catástrofes. De este modo, la memoria es crucial para el desarrollo de estrategias de afrontamiento de desastres. Como se ha demostrado por el trabajo de Pfister et al (2010), hay importantes lagunas en el conocimiento sobre las catástrofes europeas.

Tales deficiencias en la memoria cultural podrían impedir la anticipación y prevención de futuros desastres. Esto, además, impide una evaluación adecuada de los riesgos presentes y futuros que, en cierta medida, depende de los conocimientos de los acontecimientos pasados.

La Riada de Santa Teresa (14 de octubre de 1879) es considerada una de las inundaciones más destructoras y por ende más importantes que ha sufrido la Cuenca del Segura. Lorca fue la segunda ciudad más afectada por dicho episodio, después de Murcia.

Según MurciaMET, el blog de meteorología y climatología en Murcia, el frente de la riada llegó a Lorca a las dos y media de la tarde de ese fatídico 14 de octubre de 1879. Aquí, la lengua de agua, de más de veinte kilómetros y un caudal calculado de 1.450 metros cúbicos, rebasó los pretiles del puente de la carretera de Águilas.

Quebró el muro de San Cristóbal y un brazo de agua cruzó las calles y casas de este barrio hasta alcanzar el canal de Tercia. Otro, buscando el cauce de Tiata, derribó el murallón e irrumpió violento en el populoso barrio de Santa Quiteria. Los dos brazos se reencontraron después en el Guadalentín (Figura 1). (MurciaMET, 14/10/2010).

Dibujo de Manuel Barberán reproduciendo la inundación del barrio de San Cristóbal, ciudad de Lorca, en 1879. Fuente: Revista «La Ilustración Española y Americana»

Pero el evento de inundaciones más recordado por los lorquinos fue la del 30 de abril de 1802, a causa de la rotura de la segunda pantano de Puentes, que dejó 608 víctimas humanas y daños evaluados en 34.365.850 reales de vellón. Inundaciones que afectaron también a las localidades situadas aguas abajo, Librilla, Alcantarilla (14 fallecidos y 14 desaparecidos), Murcia, Orihuela.

A partir de estos episodios se llevaron a cabo medidas estructurales radicales y determinantes para reducir este tipo de riesgo, tales como los encausamientos de los ríos y ramblas del Segura y la reconstrucción del puente de la carretera de Águilas en el río Guadalentín.

Las redes culturales en RRD: el análisis de redes sociales

En este caso el foco se centra en las llamadas “redes culturales”, y en particular sobre las redes de confianza. Aquí el objetivo es entender y documentar de forma gráfica y concreta en el papel de la red social y cultural en las diferentes fases de la RRD en el ámbito urbano.

Esto se basa en la premisa de que el capital social –es decir la confianza mutua- es parte del tejido la red social y cultural. Es una forma de capital que sirve a menudo como se mostrara más adelante, como la base principal de respuesta de la comunidad durante el período de emergencia.

Esta metodología tiene como objetivo lograr un aprendizaje sobre los desastres en base a talleres y el compromiso con los grupos de interés en la zona afectada por desastres. Esto se basa en que diferentes grupos, instituciones y comunidades tienen diferentes tipos de conocimiento, y por tanto esta diversidad en la comprensión, la experiencia y la práctica afecta asi mismo los patrones socio-económicas y culturales de respuesta frente a los desastres. Por tanto al identificar y activar estos diferentes tipos de conocimientos mediante el aprendizaje se puede activar y mejorar la cooperación y la integración entre estos diferentes ámbitos de conocimiento y percepción en la gestión de riesgos.

El objetivo general es investigar la integración de la cultura de la ciudad de Lorca en la gestión de crisis, pero en este caso entendiendo que la cultura se compone de infraestructuras duras y blandas. La infraestructura dura se define como… y la infraestructura blanda se define como… A medida que la interacción entre las infraestructuras duras y blandas ocurre esto en si define la cultura de las ciudades y las hacen más vulnerables (o mas resilientes) frente a los desastres. Esto permite trabajar con las ciudades, sus organizaciones y los usuarios finales para analiza la interacción entre la infraestructura dura y blanda.

Por tanto la empatía y conocimiento cultural puede ayudar a integrar la cultura en la protección civil. Este manual muestra ejemplos y Ejercicios donde a través de, por ejemplo, la simulación y juegos para incluir los juegos serios, juegos de rol, ejercicios de pequeña escala se incentiva dicha empatía cultural, para en último término reducir la vulnerabilidad.

Descripción del caso de estudio

El objetivo de esta sección del manual es mostrar la problemática central de Lorca con respecto a los desastres, ejemplificado en este caso con las inundaciones. Pero sobre todo analizar como la cultura y los diferentes puntos de entrada en base a memoria cultural, redes, aprendizaje, infraestructura o empatía, en el caso concreto de Lorca, pueden ayudar a la gestión de -en este caso- las inundaciones.

Esto puede servir de utilidad, no solo a Lorca para poner el valor su cultura en la gestión de los desastres sino como ejemplo para otras ciudades que quieran hacer o seguir un proceso similar. Por tanto, un enfoque práctico y útil del papel de la cultura en la gestión de los desastres.

El caso de Lorca

Este Manual abarca una zona que cubre los límites administrativos de dos municipios: Lorca (con 91,759 habitantes, a partir de 2014) y Puerto Lumbreras (con 14.742; a partir de 2012), es decir de unos 100,000 habitantes aproximadamente. (véase la figura 6).

Lorca es una zona donde está documentado que los establecimientos humanos se remontan a hace unos 5.000 años Fue ciudad romana importante, que mantuvo este papel central durante la Edad Media, en primer lugar bajo la ocupación musulmana y más tarde como una frontera de defensa entre cristianos y musulmanes. Por lo tanto, posee un valioso patrimonio histórico, con el castillo de Lorca como referente e hito más notable.

Las murallas lorquinas, de fundación musulmanas, fueron aprovechadas después por la Corona de Castilla como principal enclave de refugio cristiano; condición reforzada después por dos torres en lo más alto del castillo. El Castillo de Lorca comprende una serie de estructuras defensivas que, durante la Edad Media, convirtieron a la ciudad y a su fortaleza en un punto inexpugnable del sureste peninsular.

Panorámica del Castillo de Lorca. Lorca Taller del Tiempo. Al fondo la ciudad de Lorca (14 de diciembre de 2012). Fuente: elaboración propia

La Edad Moderna marcó la transición entre la Lorca fronteriza, la estructura urbana renacentista y la esplendorosa Lorca barroca. La Edad Contemporánea en la ciudad de Lorca se caracteriza por las catástrofes y epidemias del siglo XIX y las luces del desarrollo tecnológico y el auge demográfico y cultural del siglo XX.

Lorca es la tercera ciudad dentro de la región de Murcia y el principal nucleo urbano en la comarca de Alto Guadalentín, un gran valle que se ha convertido en una de las zonas agrícolas más importantes de España. La zona se caracteriza por un clima semi-árido. De hecho, el río Guadalentín fue nombrado después de la palabra árabe “río de lodo”. La agricultura depende en gran medida de extracciones de agua subterránea y agua desviada de la vecina cuenca del río Tajo. El sector ganadero también es muy relevante en este ámbito, en particular la cría de cerdos.

Se han ponderado hasta más de 65 grandes inundaciones entre 1545 y la actualidad en el municipio de Lorca.

La zona ha sufrido históricamente graves episodios de desastres. Se han ponderado hasta más de 65 grandes inundaciones entre 1545 y la actualidad en el municipio de Lorca. Una de las principales fue la inundación de la ciudad en 1802 como consecuencia rotura del pantano de Puentes, con un número de muertes estimado en más de 700 personas, 800 casas y unas 200 infraestructuras agrícolas (Datos extraídos de la publicación “Vulnerabilidad y riesgo de inundación en el espacio urbano de Lorca: de la retrospectiva histórica hasta la situación actual” de Joaquín David Romera Franco en el Nº4-5 de CLAVIS en 2008 del archivo municipal del Ayuntamiento de Lorca).

fotograbado del estado de la presa de Puentes tras su rotura en abril de 1802. Fuente: Archivo Histórico Municipal de Lorca

La zona también se ha enfrentado históricamente a sequías recurrentes, incluso forzando episodios masivos de migración debido a la hambruna. Se trata de los inicios del siglo XX donde se produce una emigración constante debido a la desaparición de la barrilla, unido a una sucesión de malas cosechas por la sequía y a la concentración de la propiedad de la tierra en unas pocas manos, dando lugar a episodios de hambre, obligando a los jornaleros agrícolas a buscar la única salida que era posible: la emigración. Decenas de miles de lorquinos se ven obligados a marcharse a Cataluña, Francia, Alemania, Suiza y en las primeras décadas a Sudamérica, especialmente Argentina. De esta manera Lorca pierde ese destacado lugar que ocupaba entre las primeras ciudades españolas no capitales de provincia. y esto es así hasta prácticamente los años 70 en que el fin de la subasta pública del agua, unido a una redistribución de la propiedad de la tierra conseguida con las rentas obtenidas en la emigración y, sobre todo, la llegada por fin de las aguas del Trasvase Tajo - Segura, consiguen romper la tendencia emigratoria y recibir a miles de ciudadanos de otros países que vienen buscando trabajo.

Flash flooding. October 1973 83 deaths / Puerto Lumbreras. Fuente: Galerías Fotográficas de Puertolumbreras.es
Flash flooding. November 1987 / Vega Baja del Segura inundada en noviembre de 1987. Foto Paisajes Españoles. Fuente: Atlas Global de la Región de Murcia
Flash flooding. 28 September 2012 5 deaths. 1200M euros damages/ Caída del puente AP-7 a la altura de Puerto Lumbreras – Lorca. Fuente: Blog de Sandra Smile Forever

Las inundaciones son los fenómenos catastróficos que mayor capacidad destructiva presentan. Constituyen la tercera parte de los acontecimientos anuales capaces de ocasionar daños económicos superiores al 1% del PIB del país afectado, el 28% de los sucesos que pueden causar más de un centenar de víctimas mortales y el 52% de los desastres que afectan al menos al 1% o más de la población del país donde se produce. Las inundaciones provocan además el 40% de las víctimas de los desastres naturales que se producen anualmente en todo el mundo. (Romera, 2008)..

A lo largo de la historia, se pueden contabilizar hasta más de un centenar de inundaciones conocidas que han hecho estragos en Lorca y, por ende, en su sistema económico, basado en gran parte en los cultivos de su extensa vega, un enorme cono de deyección moldeado por los arrastres del Guadalentín. (En la Tabla 1 en los anexos, se recogen la mayoría de las inundaciones históricas de Lorca, desde mediados del S. XVI hasta la actualidad)

Sin duda la Riada de Santa Teresa es el evento más recordado por los murcianos, por la magnitud las inundaciones, por las pérdidas humanas y los daños materiales causados; tanto que incluso tuvo una gran repercusión internacional. Cálculos realizados estiman en más de 90 millones de metros cúbicos de agua los caídos durante las dos horas que duró la tempestad en los 1.500 km2 sobre los que se extendió. Esto desencadenó una riada de impresionantes dimensiones, sólo comparable a la causada por la rotura del pantano de 1802 y a la de San Calixto de 1651 (Romera, 2008).

En el último cuarto del siglo XX destaca sobre todo la riada del 19 de octubre de 1973, la última gran inundación ocurrida en el casco urbano. Esta avenida es la última gran crecida que ha sufrido el río Guadalentín desde la de 1948, y sigue todavía hoy vigente en la memoria de cuantos lorquinos que padecieron de cerca sus trágicas consecuencias. Esta inundación fue el resultado de una serie de circunstancias achacables tanto a la dinámica atmosférica y fluvial como a la actuación humana. (Romera, 2008).

El último gran evento de inundaciones sucedió el día 28 de septiembre del año 2012. Las fuertes lluvias generaron ese día importantes caudales en los cauces de la cabecera del Guadalentín, Nogalte y Canales que afecto en gran a Lorca, dañando cultivos e infraestructuras viarias.

Mientras se escribía este manual, los días 17-18 se ha producido un episodio de lluvias extremas en todo el Levante español. En la Región de Murcia las zonas más afectadas han sido el Campo de Cartagena y muy especialmente la zona Norte del Mar Menor, donde el Ayuntamiento de Los Alcazares ha solicitado la declaración de zona catastrófica. Ha habido localidades donde se han producido precipitaciones en el episodio de más de 300 mm.

Panorámica del Río Guadalentín a su paso por Lorca tras la inundación de 1973. Fuente: cortesía de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Lorca
Río Guadalentín a su paso por Lorca. Fuente: CHS. Lumbreras – Lorca.
Caída del puente AP-7 a la altura de Puerto  el día 28 de septiembre de 2012.  Fuente: Blog de Sandra Smile Forever

Los terremotos

Más recientemente, el 11 de mayo de 2011, la ciudad fue golpeada y seriamente dañada por un terremoto con una magnitud de 5.1 en la escala de Richter e intensidad VII, que mató a 9 personas. El epicentro se localizaba al noreste del núcleo urbano y tuvo una profundidad de 4 Km. Los daños materiales también fueron muy elevados, más de 1.100 viviendas fueron afectadas (Figura 5a). Las edificaciones antiguas, como la Iglesia de Santiago (Figura 5b), se derrumbaron; de hecho la caída de escombros fue la causa principal de las muertes de los ciudadanos.

Daños estructurales causados por el terremoto de Lorca del año 2011: estado de las viviendas un año después del terremoto. Fuente: Taller de prensa del Colego Tío Jorge
Iglesia de Santiago. Fuente: Santiago Siempre De Pie

El sureste de la Península Ibérica es una zona donde la actividad sísmica es muy importante, tanto por la cantidad de terremotos como sus intensidades. Esto se debe a la confluencia de las fallas en las Cordilleras Béticas, que tuvo su origen por el choque de dos placas tectónicas, la Eroasiática y la Africana. A Lorca le afectaría la falla de Alhama, que fue la que provocó el terremoto de 2011.

Según la Dª Sofía González López de Protección Civil en la Delegación de Gobierno de la Región de Murcia, califica la serie de terremotos del 11 de mayo como la secuencia sísmica más importante del periodo instrumental en la Península Ibérica en cuanto a nivel de consecuencias. Dice además que correspondería con el “sismo frecuente” (475 años) pero en ningún caso con el “sismo extremo” (975 años).

Califica esta serie sísmica como el evento con el dispositivo de gestión de emergencia de mayor envergadura y complejidad de los últimos años. Este terremoto marca un antes y un después en Planificación y Gestión de los Riesgos Sísmicos en Lorca, la Región de Murcia y en toda España, ya que es la primera vez que se activa y se pone en práctica un Plan Especial de Emergencia Sísmica tanto Estatal como de Comunidad Autónoma. Además, se puede considerar este suceso como una operación de reconstrucción sin precedentes desde el punto de vista técnico, económico/financiero, jurídico, social e incluso político hasta la actualidad.

En la siguiente gráfica se pueden ver los terremotos registrados en el catálogo del Instituto Geográfico Nacional (periodo 1370-2015) para el municipio de Lorca. En los primeros años el IGN sólo registraban datos de intensidades, por lo que hasta el año 1932 en Lorca los terremotos tienen profundidades y magnitudes con valores cero. El terremoto del 11 de mayo del 2011 (en amarillo en el gráfico) no tuvo gran magnitud, sin embargo su profundidad fue reducida, lo que se traduce en un sismo de alta intensidad e importante capacidad destructiva (VI).

Lorca 6. Magnitudes, intensidades y profundidades (Km) de los terremotos de Lorca registrados por el IGN Fuente: elaboración propia a partir de datos del IGN.

Un tema muy relevante con respecto a EDUCEN es la estructura social de la población. En los últimos 15 años, la zona ha experimentado un crecimiento muy significativo de la población, principalmente debido a la inmigración de trabajadores rurales provenientes principalmente de Marruecos y Ecuador.

La zona ha experimentado un crecimiento muy significativo de la población, principalmente debido a la inmigración

Además la población de jubilados europeos, que vienen a vivir a la zona después de la jubilación atraídos por el buen clima y estilo de vida, se ha convertido en importante. La población extranjera se calcula como el 20% del total, con un fuerte sesgo de la población masculina (la población masculina es un 50% mayor que en las mujeres).

Porcentaje de población extranjera dentro de una comparativa entre Murcia y otros municipios de interés, similitud demográfica y cercanía. Fuente: Murcia en cifras

Por otra parte, la tasas de las emigraciones de Lorca y de la región, tanto interiores como al extranjero, has aumentado en los últimos años.

Utilidad del Manual: temas a tratar

La zona de Lorca se ve afectada por grandes contrastes climáticos: frecuentes sequías, pero también lluvias torrenciales que provocan inundaciones recurrentes; temperaturas muy altas suceden a lo largo del verano con fuertes heladas habituales en invierno. En la zona donde ha desarrollado este manual, el área de estudio de los municipios administrativos de Lorca y Puerto Lumbreras, ha sido afectada recientemente por varios desastres, que ejemplifican la alta exposición de esta región a las catástrofes:

  • En el año 2011, que fue golpeado por uno de los terremotos más intensos producidos en España en las últimas décadas
  • En 2012, hubo un episodio especialmente intenso de inundación que también causó inundaciones en algunas zonas durante varias semanas
  • En 2015, las olas de calor recurrentes golpearon la zona, lo que favoreció un incendio forestal que afectó a las zonas de baja densidad de población.

El ejemplo que se analiza en detalle en este Manual son los episodios de inundaciones repentinas, para poder analizar el papel de la cultura en la gestión de desastres.

Como se muestra en el gráfico de flujo de agua en el lecho de un río o wadi de Nogalte, un afluente del río Guadalentín, se puede ver cómo - en menos de 20 minutos - debido a las fuertes lluvias, la situación cambió de un río seco a rio ancho y de flujo rápido

Un video muy ilustrativo que muestra los efectos de este episodio se pueden ver aquí.

Algunas lecciones se han aprendido después del análisis de este episodio:

Lección 1: la importancia de un protocolo conjunto
  • Existe la necesidad de formular un protocolo conjunto de actuación entre la Confederación Hidrográfica del Segura (el organismo de cuenca) y las autoridades locales para mejorar la comunicación en estos eventos de crisis con el objetivo de aunar a todas aquellos que trabajan en las mismas materias con un objetivo común: la RRD.
  • Los protocolos existentes se pueden mejorar mediante una mejor definición de las formas de comunicarse con los actores locales y las advertencias a la población, las alarmas y medidas específicas.
  • Una de las lecciones aprendidas fue que el organismo de cuenca no está involucrado de manera adecuada en la planificación y gestión de emergencias, teniendo en cuenta que la CHS produce y mantiene una información muy valiosa. Por ejemplo, el sistema SAIH que toma los datos en tiempo real sobre las precipitaciones y los flujos. Sin embargo esta información no es compartida en tiempo real.
¿Qué es SAIH?

El SAIH un sistema de información encargado de captar, transmitir en tiempo real, procesar y presentar aquellos datos que describen el estado hidrológico e hidráulico de la cuenca, incluyendo, por tanto, el conocimiento del régimen hídrico a lo largo de su red fluvial y el estado de las obras hidráulicas principales y de los dispositivos de control que en ellas se ubican. Para captar estas variables se utilizan dispositivos (sensores), que están en contacto con el medio, dotados de unos codificadores que proporcionan la señal eléctrica o lógica del estado de la variable que se mide. Como tal sistema de información se apoya en una red de comunicaciones, y como elementos inteligentes de la misma, utiliza sistemas de adquisición y proceso de datos. Vínculos 1, 2.

Las acciones ejecutadas tras la riada de San Wenceslao han sido muy variadas y han tocado aspectos muy diferentes:

Por una parte se han ejecutado varios diques de retención en las principales ramblas de la zona, y más de 100 diques de corrección hidrológica forestal en la cabecera de la presa de Puentes. Estos diques son de gran utilidad ya que aunque no tienen como objetivo principal laminar los caudales líquidos, sí que retienen una parte importante de los caudales sólidos consiguiendo reducir la peligrosidad de las avenidas

Fuente La Verdad

Por otra parte, uno de los principales problemas a los que se encuentra la gestión de riesgos por inundación es el urbanismo.

Las ciudades han crecido enormemente en los últimos años y las construcciones en zonas inundables han sido muy habituales, aunque la legislación existía (informe vinculante de la CHS por el artículo 25.4 de la Ley de Aguas), muchas veces se pasaba por alto o directamente era muy laxa o las construcciones venían de antiguos. Así tenemos pueblos, barrios e incluso ciudades enteras que están situadas en zonas inundables con períodos de retorno no muy alto.

Muchas de estas casas no pueden ser demolidas o expropiadas, por lo que la información como la prevención tienen una importancia vital.

Es paradigmático el caso de Santiago de la Ribera del año 2016 que todo el casco urbano se sitúa en una zona inundable o alguna de las pedanías de Lorca (El Campillo) por ejemplo que está al final de ramblas que al llegar a antiguas zonas endorreicas se abren en forma de abanico e inundan mucho terreno. Es razonable pensar que muchas de estas casas no pueden ser demolidas o expropiadas y trasladarlas a otro sitio, por lo que tanto la información como la prevención, aparte claro está de construir determinadas infraestructuras tienen una importancia vital.

Dentro de las acciones que se están realizando en los últimos meses y que se pueden concluir que son consecuencia directa del proyecto EDUCEN podemos resaltar las siguientes:

El SNCZI es una herramienta muy potente que ha desarrollado el MAPAMA en los últimos años. Posee una gran cantidad de información gráfica que es accesible a cualquier tipo de usuario.

Esta información de contenido bastante técnico es difícil tanto de acceder como de interpretar, así que una de las principales tareas a realizar ha sido facilitar el acceso al público de estas herramientas. Por una parte se ha desarrollado un sistema que entrará en funcionamiento en enero de 2017, donde simplemente metiendo polígono o parcela (datos catastrales), paraje o municipio el visor se situará en la zona elegida brindando una información muy completa

Otra forma de acceder a toda la información será con un enfoque distinto. En este caso cualquier persona al estar situado en un punto de la cuenca podrá mediante un app que se podrá descargar gratuitamente en su móvil ver si se encuentra en una zona inundable o no. Esta información es tremendamente útil desde en un momento de riesgo porque está lloviendo mucho, o si me estoy comprando una casa ver si está en una zona inundable o no, en qué período de retorno y hasta el calado de la inundación.

Sistema nacional de cartografía de zonas inundables

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, siguiendo los principios de la Directiva 2007/60 sobre evaluación y gestión de riesgos de inundación, puso en marcha el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables (SNCZI), un instrumento de apoyo a la gestión del espacio fluvial, la prevención de riesgos, la planificación territorial y la transparencia administrativa.

El eje central del SNCZI es el visor cartográfico de zonas inundables, que permite a todos los interesados visualizar los estudios de delimitación del Dominio Público Hidráulico (DPH) y los estudios de cartografía de zonas inundables, elaborados por el Ministerio y aquellos que han aportado las Comunidades Autónomas.

El visor sirve de ayuda a los organismos de cuenca en la emisión de informes sobre autorizaciones en el DPH y zona de policía, en la gestión de avenidas en conexión con el S.A.I.H. Sistema Automático de Información Hidrológica y en la planificación de las actuaciones de defensa frente a inundaciones; agiliza la planificación y gestión de inundaciones por los servicios de Protección Civil; facilita la transmisión de información sobre zonas inundables a las administraciones competentes en planificación territorial y empresas promotoras; y permite a los ciudadanos conocer la peligrosidad de una zona determinada.

A continuación vamos a ver un ejemplo de la reciente inundación de Los Alcázares donde el SNCZI mostraba que toda la localidad se encontraba situada en una zona inundable con un período de retorno muy bajo. La foto indica que por desgracia las peores previsiones se han cumplido.

Inundación según modelo (Fuente: SNCZI)
Inundación Real (Fuente: RTVE)

El sistema SAIH

El SAIH es un sistema de información encargado de captar, transmitir en tiempo real, procesar y presentar aquellos datos que describen el estado hidrológico e hidráulico de la cuenca, incluyendo, por tanto, el conocimiento del régimen hídrico a lo largo de su red fluvial y el estado de las obras hidráulicas principales y de los dispositivos de control que en ellas se ubican. Para captar estas variables se utilizan dispositivos (sensores), que están en contacto con el medio, dotados de unos codificadores que proporcionan la señal eléctrica o lógica del estado de la variable que se mide. Como tal sistema de información se apoya en una red de comunicaciones, y como elementos inteligentes de la misma, utiliza sistemas de adquisición y proceso de datos.

El Sistema Automático de Información Hidrológica es otra herramienta indispensable en el seguimiento de un episodio de lluvias fuertes. Aunque el SAIH en la actualidad está parcialmente abierto al público de la calle, la interfaz y los datos disponibles no permiten la mejor utilización de la misma.

Con una fecha estimada de junio de 2017 se pretende que haya una interfaz disponible para todos los usuarios en la que fácilmente se podrá observar el nivel de cauces, como han ido variando los niveles de los cauces y de embalses en los últimos días, dato a tiempo real, pluviometría, etc. Un último punto a destacar que ya ha dado resultado palpables es la mejora de la coordinación entre las distintas administraciones. Aunque existe unos caminos formales, estos a veces resultan demasiados farragosos y lentos para en el envío de la información entre las administraciones. El proyecto EDUCEN ha servido para aumentar estos cauces informales que son claves para la mejora de la transmisión de la información, evitar bulos y la propagación de información inexacta.

Además, se está trabajando para que en los próximos meses se instale una terminal de información del 112 para coordinar las intervenciones con los cuerpos de emergencias y protección civil en el caso de que se produzca una catástrofe en la Región.

Hay grupos específicos de la población que han sido (y son) más vulnerables a los desastres

Los inmigrantes y turistas extranjeros han sido mucho más afectados por las inundaciones.

Esto demuestra la importancia de para hacer un uso conjunto entre las redes formales / informales de información para un mejor flujo de información en estos u otros grupos minoritarios. Por tanto, un aumento del papel de la infraestructura blanda es, sin duda necesario para una mejor preparación y gestión de estas catástrofes.

Resumen lecciones aprendidas

  1. Hay una necesidad de un protocolo conjunto frente a inundaciones
  2. Los inmigrantes y los turistas extranjeros son más vulnerables

Ejemplo de cómo el flujo de información en redes sociales es clave en la gestión de los desastres

Para el análisis del caso concreto de la inundación en Lorca del 2011 como ejemplo de los desastres y el papel de la cultura se centró en tres objetivos:

Objetivos específicos para personal técnico

Los objetivos específicos del caso de Lorca han sido

  1. Mejor comprensión de las interacciones de los diferentes actores en una situación de emergencia. En particular:
    • una mejor comprensión del papel de los organismos y actores informales
    • una mejor comprensión de la reacciones de gente de diferentes culturas.
  2. Sinergias entre los sistemas de alerta existentes y protocolos de actuación en diferentes tipos de desastres (inundaciones, terremotos, etc.). En particular: mejorar la comunicación formal y el intercambio de información entre los actores formales mediante el diseño un procedimiento que reúna la información en tiempo real del Estado, regionales y autoridades locales en caso de inundación.

  3. Información más accesible para el público objetivo en la preparación y gestión de desastres. En particular:
    • mejorar de la comunicación y el intercambio de información con la población local

Objetivos Generales para la población local

El Objetivo general ha sido contribuir a la difusión del conjunto de herramientas disponibles en el organismo de cuenca, la CHS, para la reducción del riesgo de inundación:

  1. el SAIH (Sistema Automático de información hidrológica en tiempo real)
  2. el SNCZI (Sistema nacional de Cartografía de zonas de inundación).

Quien es quien en la gestión de los desastres en Lorca

Los administradores locales y regionales, los profesionales de emergencias y los representantes de la comunidad local son los actores clave en la gestión de los desastres. El objetivo final es desarrollar, analizar y perfeccionar un marco de referencia que apoye a los administradores de emergencias para fortalecer e integrar el papel de la cultura - y en particular de las redes culturales - en la planificación de emergencias. Los actores clave en el caso de Lorca son: actores institucionales y actores sociales (Tabla 2).

Tabla 2. Red de actores identificados.

Reuniones con Actores Institucionales  
Ayuntamiento de Lorca  
Comunidad Autónoma de Murcia  
Dirección General del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  
Confederación Hidrográfica del Segura  
Protección Civil  
Agencia Española de Meteorología (AEMET)  
Reuniones con Actores Sociales
Comunidades de Regantes de Lorca y Puerto Lumbreras
Asociaciones de vecinos
Asociaciones de población extranjera”

Fuente: elaboración propia.

Actores institucionales

  • Autoridad de la Cuenca del Segura (CHS), actuando como líder de estudio del caso. Se trata de una organización autónoma de la Administración General de España adscrita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Sus principales competencias son la gestión de los recursos hídricos; Planificación del uso del agua; Proyecto, construcción y explotación de infraestructura hidráulica y control de agua de dominio público.
  • Agencias de Protección Civil tanto de la comunidad autónoma (Protección Civil de la Región de Murcia) como del Estado, responsables de la planificación y gestión de emergencias, garantizando seguridad y orden, antes, durante y después de los desastres.
  • Los municipios de Lorca y Puerto Lumbreras también tienen competencias en planificación de emergencias, en particular en materia de autorización de uso del suelo. El trabajo que se desarrolló por parte del dispositivo municipal habilitado el pasado 28 de septiembre (2012) fue muy importante para la recuperación de Lorca.
  • Agencia Española de Meteorología (AEMET).

Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales tienen numerosos papeles que desempeñar en la gestión del riesgo de desastres. Estos papeles pueden resumirse en dos líneas de actuación:

  • Acciones de gestión del riesgo, o previas al desastre, a través de los pilares de:
    • Mitigación o prevención del riesgo de desastre
    • Preparación ante emergencias
  • Acciones inminentes antes, durante y después de los desastres (gestión de crisis) a través de los pilares de:
    • Respuesta y ayuda de emergencia
    • Recuperación y reconstrucción tras los desastres

Una gestión eficaz de los desastres, de principio a fin, requiere la integración coordinada y completa de las acciones en base a estos cuatro pilares descritos.

  • Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

En relación con los desastres naturales y la gestión del agua, el MAPAMA que tiene como funciones:

  • la elaboración de la legislación estatal en materia de aguas y costas, medio ambiente y montes, meteorología y climatología;
  • la propuesta y ejecución de las directrices generales del Gobierno sobre la política agraria, pesquera y alimentaria; y
  • la gestión directa del dominio público hidráulico, del dominio público marítimo-terrestre.

El MAPAMA también tiene en cuenta la RRD, eje principal de actuaciones recogido en la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (EIRD) de Naciones Unidas. Que tiene como única meta: Prevenir los desastres y los accidentes industriales, con el fin de reducir las víctimas mortales y los impactos ambientales debidos a fenómenos naturales y procesos tecnológicos, mediante las oportunas medidas preventivas, de intervención y de información.

Actores sociales

En cuanto a los actores sociales que contribuyen en la gestión de los desastres tenemos los siguientes:

  • Comunidades de Regantes de Lorca y Puerto Lumbreras. Se trata de entidades que tienen el carácter de corporación de derecho público, y cuya principal finalidad es velar por el buen orden de los aprovechamientos hídricos, y realizar las funciones de distribución y administración de las aguas que tiene concedidas por la Administración. Tras las inundaciones del 28 de septiembre del año 2012, estas entidades trabajaron en la limpieza de las ramblas y canales de regadíos, para drenar las aguas empozadas y estancadas.
  • Asociaciones vecinales en la zona.
  • La Asociación de vecinos de Campillo y Asociación de vecinos de la Torrecilla nacieron tras las inundaciones del 28 de septiembre de 2012, al quedar muy dañadas las ramblas y al no disponer de cauces que saquen el agua de todas estas ramblas y brazales que confluyen en estas pedanías. A día de hoy, los vecinos aún se quejan de falta de actuaciones por parte de la CHS para prevenir inundaciones en caso de lluvias torrenciales, tales como la limpieza en cauces, deslindes que no se producen o extracciones irregulares.
  • La Plataforma de Afectados de San Wenceslao también se creó tras las inundaciones del 28 de septiembre de 2012 debido a las miles de hectáreas que quedaron inundadas, produciéndose la muerte de centenares de animales de numerosas granjas y la pérdida de un alto número de cosechas y bienes. Por ejemplo, la destrucción del puente de la autovía A-7 que conectaba Lorca con Puerto Lumbreras o  (Rambla de Béjar). Esta plataforma representa a más de mil familias afectada.
  • La Asociación Nuevos Lorquinos que integra residentes de la ciudad de Lorca con origen en países del Sur y Centro de América. La inmigración es un factor relevante y característico de la ciudad de Lorca y asociaciones como ésta procuran mejorar la integración de las comunidades en la ciudad de Lorca.
  • Por último, la Comunidad de Regantes Campo Alto o Comunidad de Regantes Campo Alto engloba a 300 comuneros de las pedanías del norte de Lorca. Son pequeños productores que suman poco más de 400 hectáreas de secano, vinculadas en su mayor parte a la agricultura ecológica, donde el cultivo de almendros, olivos, vid y plantas aromáticas supone el principal sustento económico. Está representado por su presidente, Juan García Corbalán y en los últimos años se ha manifestado para pedir agua a la Comunidad de Regantes de Lorca (Murcia.com, 20 de agosto de 2015).

Métodos para incluir la cultura como un recurso en la gestión de desastres

Esta sección del Manual documenta que métodos han sido utilizados en Lorca, como se han utilizado y el por qué. La descripción detallada de la metodología, los pasos a seguir y las preguntas utilizadas.

Redes culturales

Las metodologías aplicadas en Lorca tienen por objetivo apoyar mediante una serie de métodos la toma de decisiones que ayudan a:

  1. fortalecer el capital social en la RRD
  2. mejorar el intercambio de información y comunicación en las situaciones de desastre entre redes formales e informales.
  3. Mejorar los protocolos de actuación para la mejor coordinación y flujo de información entre los diferentes organismos
  4. Mejor conocimiento y preparación de núcleos de población especialmente vulnerables como inmigrantes o residentes extranjeros

Métodos y herramientas

Los métodos y herramientas específicos para documentar el capital social y el flujo de información se basan fundamentalmente en:

  1. una serie de entrevistas a las autoridades locales y a expertos
  2. talleres con la participación de actores y grupos de interés.
  3. Grandes eventos

Método 1: Identificación de actores clave y sus datos de contacto (ver “Quien es Quien”)

Mediante un trabajo previo de gabinete se deben identificar los actores públicos y sociales que intervienen en la gestión del riesgo así como, los que se pueden ver afectados por dichos episodios. Esta identificación preliminar se debe hacer acudiendo a la normativa y protocolos oficiales de gestión del riesgo que determina expresamente cuáles son las Administraciones públicas que participan y su papel en cada momento. Por ejemplo, en la Región de Murcia, es fundamental el diseño y estructura que establece el Plan Inunmur o Plan Especial de Protección Civil ante Inundaciones en la Región de Murcia. http://www.112rm.com/dgsce/planes/inunmur/inunmur.php

Las nuevas tecnologías permiten además, rastrear e identificar cuentas o actores sociales que intervienen y participan en la divulgación de información durante un episodio de riesgo. Es interesante realizar una búsqueda en las nuevas redes sociales (Twitter y Facebook, por ejemplo) para identificar dichos actores y su relevancia para, en su caso, apoyar su labor o explorar su potencial.

Hay que tener en cuenta en las tareas de identificación previa algunas consideraciones:

  1. Los actores que inicialmente se identifiquen no tienen por qué ser los únicos y más relevantes en la gestión del riesgo. Probablemente, durante las siguientes etapas surgirán nuevos elementos a tener en cuenta o incluso, nuevas entidades (normalmente en las redes informales) que juegan un papel relevante.
  2. Se puede dar el caso de actores que en teoría debieran jugar un papel esencial en la gestión del riesgo pero que, por diferentes razones, delegan sus funciones en otros. Esta delegación puede ser oficial u oficiosa, en el sentido que acciones que debiera llevar a cabo pero que no realiza las asume, por propia iniciativa, otro actor para cubrir el vacío.
  3. La identificación de la entidad que participa en la gestión del riesgo no sólo supone señalar el organismo o asociación correspondiente sino también, la persona que participe activamente en dichas tareas. Puede ser igual de útil identificar a la persona que representa el organismo como al técnico que interviene activamente en la gestión del riesgo. En cualquiera de los dos casos, se recomienda disponer de un nombre propio con el que mantener el primer contacto.

Método 2: Entrevistas individuales

Las actividades individuales cubren entrevistas y encuestas basadas en cuestionarios, y se centra en los principales grupos o actores interesados. Los objetivos específicos de entrevistas individuales serán los siguientes: Análisis de los interesados Decisión / estrategias de análisis, y Análisis de redes Para realizar dichas entrevistas se recomienda desplazarse directamente a los lugares de trabajo o espacios de la persona entrevistada. Es importante crear un ambiente distendido, escuchar al entrevistado e intentar que la conversación sea más una “charla” que un cuestionario para el entrevistado que deba contestar. Para ello, se recomienda entre otras, seguir las siguientes recomendaciones:

No plantear preguntas que puedan contestarse mediante monosílabos. Evitar presentar un listado de preguntas, cuestionarios, encuestas o similar al entrevistado. En las materias que se observe un interés particular o personal del entrevistado hacer hincapié, aunque no esté directamente relacionado con la materia. Cuestiones conexas pueden dar datos muy relevantes (identificar nuevos actores, acciones no protocolizadas que se llevaron a cabo en un episodio de gestión del riesgo, etc.)

Método 3: Talleres en Grupo

Las pequeñas actividades del grupo se centran en talleres de grupos pequeños, que facilitan y promueven la participación e interacción de los diferentes actores. Los métodos planificados que deben aplicarse para la recogida y validación de la información son: Estructura de valores Definición de objetivo general Objetivos específicos de los interesados y los atributos relacionados La planificación participativa Lluvia mapeo espacial Se recomienda realizar los talleres en grupo en lugares de fácil acceso para los asistentes, recibirlos en la puerta y agradecerles siempre su participación y valorar cada una de sus opiniones.

Método 4: talleres de grupos grandes

Están concebidos como un medio para obtener una visión general sobre algunas cuestiones relevantes de los actores locales más relevantes y definir claramente las funciones y los centros de coordinación.

El uso de mapeo de redes sociales para profesionales en la gestión de los riesgos

¿Por qué es importante?

La elaboración y validación de los mapas de las redes institucionales e informales relacionadas con la RRD en Lorca permiten definir funciones y responsabilidades de los actores principales en la RRD, incluyendo también las redes informales y así poder identificar los corredores culturales, así como confianza, normas e información de las redes que ayuda a la gestión del riesgo.

El análisis de las ambigüedades en la percepción del riesgo mediante la evaluación de las diferencias y similitudes entre las redes sociales y culturales existentes permite a los decisores y planificadores aumentar la conciencia acerca de la influencia de la cultura en la percepción del riesgo.

Mapeo de redes sociales y del flujo de la informacion

  COMO PARA QUE  
1 Actividad individual o en grupos pequeños con actores institucionales a través de encuestas y entrevistas Recopilación de información para mapear las redes institucionales relacionadas con la RRD en los pilotos Recogida y análisis de las experiencias pasadas de los agentes institucionales referentes al comportamiento de las infraestructuras durante la fase de emergencia.  
2 Pequeños talleres con los usuarios y las comunidades locales mediante procesos participativos, como la lluvia de ideas y la cartografía espacial Recopilación de información para mapear las redes informales relacionadas con la RRD Recopilación y análisis de los ciudadanos experiencias pasadas relacionadas con el nivel de servicio durante la emergencia  
3 Gran taller con los actores institucionales y las comunidades locales con el fin de obtener retroalimentación y modelo Validación del mapa de las redes institucionales e informales en los pilotos  
4 Modelo Matemático Desarrollo del modelo de resiliencia de la infraestructura  
5 Los modelos mentales elicitación + taller de estructuración o entrevistas individuales con los actores seleccionados Análisis de la percepción de riesgo en las diferentes redes sociales (institucionales e informales)El análisis de la información de los procesos de intercambio de información dentro y entre las redes sociales  
6 Validación de los modelos de redes sociales interacción con el responsable del estudio del caso principal  
7 Escenarios de simulación y análisis de infraestructura/interacciones de redes sociales    
8 Desarrollo de estrategias innovadoras de intercambio de información para la RRDEl desarrollo de mecanismos y herramientas integradas de resiliencia mejora Escenario de simulación y juego serio  

Durante el desarrollo de esta metodología puede surgir la necesidad y oportunidad de organizar talleres grandes o eventos que permitan aglutinar experiencias y necesidades en la gestión del riesgo. Pueden ser eventos que al inicio de los trabajos no se plantearon o no identificaron como posibles pero que una vez recogida gran parte de la información y con el contacto e interacción con los agentes involucrados y afectados, se ven ahora esenciales y de gran utilidad.

Jornada “La Gestión de la Información en Episodios de Inundación” Parque Científico del Campus Universitario de Espinardo (Murcia).

En Murcia, el 19 de octubre de 2016, se celebró una jornada con expertos en diferentes ámbitos y de distintas organizaciones, públicas y privadas, sobre la gestión de la información en episodios de inundación.

Es indiscutible la importancia de las administraciones públicas y del flujo de información entre ellas durante la gestión del riesgo. Asimismo, en la actualidad el papel de las redes sociales está tomando una importancia creciente en la gestión de la información.

El programa se dividió en tres bloques temáticos:

  • El papel de las Administraciones públicas en los episodios de inundación.
  • El proyecto Educen
  • La gestión de las redes sociales en un episodio de inundación.
  • La gran asistencia dejó patente el interés creciente de la sociedad por la información, como una manera de autoprotección y de participación activa con las administraciones.

Análisis de los protocolos técnicos existentes para la gestión de emergencias

Comunicación interna entre las administraciones formales: añadir una nueva capa en el protocolo de gestión mediante la distinción entre:

  1. la comunicación formal entre las administraciones públicas con competencias diferentes
  2. la comunicación informal dirigida a grupos de población civil y representantes.

Foco en comunidades especialmente vulnerables

¿Por qué es importante? Porque provee un análisis de la información de los procesos de intercambio de información dentro y entre las redes sociales, sobre todo de las poblaciones a las cuales es más difícil llegar y que pueden ser más vulnerables.

Inmigrantes y residentes

La Cultura y redes culturales son especialmente relevantes para la comunicación informal dirigida a grupos de población civil y representantes. La participación de asociaciones de extranjeros puede jugar un papel importante en la mejora de la preparación para desastres y gestión de emergencias. Por ejemplo, las poblaciones de extranjeros que vienen a la zona después de su jubilación (p.e. la comunidad Inglesa) no suele ser consciente de:

  1. el concepto de inundaciones repentinas
  2. cómo se produce una inundación repentina; en sus países inundaciones ocurren después de varias horas o incluso días de lluvias intensas, nunca son fenómenos tan rápidos.
  3. ubicación: Además, las poblaciones extranjeras tienden a comprar casas en zonas peligrosas que la población local por lo general debe evitarse debido al conocimiento local. Por lo tanto, el uso de las redes existentes para esta población extranjera muestra un fuerte potencial para mejorar la RRD.

Urbanización “Montesol”, Mazarrón

Se trata de una urbanización 3.500 viviendas construidas en los años 80 y sin licencia de ocupación, de las que 550 viviendas fueron construidas encima de la zona inundable de una rambla.

El 80% de los ocupantes de estas viviendas son británicos con un desconocimiento del riesgo en el que se encontraban, ya que la rambla se había soterrado por medio de un tubo sin capacidad, y del funcionamiento del “cauce seco” en este tipo de cuencas pequeñas. En 2014 sufrieron una riada con importantes daños materiales, donde el agua continuó su cauce natural inundando las calles de parte de la urbanización. Actualmente siguen con litigios por las indemnizaciones por los daños materiales debidos a la inundación.

Fuente: Web vecinos de Mazarrón.

Jóvenes y escolares

En la última inundación de Lorca, hubo varios colegios especialmente centrados en las cercanías del río que dejaron salir a sus alumnos para que fueran a sus casas en vez de mantenerlos en las aulas.

Este tipo de actuación puso en riesgo a los escolares debido a la falta de conocimiento y percepción del riesgo. Por lo que se está pendiente de realizar material relacionado con el proyecto de EDUCEN en las diferentes escuelas en las cercanías del río.

Memoria Cultural

El método combina un “análisis de eventos críticos” con el estudio del nivel actual de percepción del riesgo en distintos grupos sociales, entendiendo como elementos diferenciadores la edad o el nivel de conocimiento del territorio.

Por ejemplo, se han observado casos donde la población más joven o los grupos de inmigrantes tienen un conocimiento muy limitado del nivel de riesgo real al que están expuestos. El método se completa con el desarrollo de herramientas que potencien el conocimiento de la memoria cultural de desastres.

Los objetivos de la memoria cultural son:

  1. Detectar las dependencias de rutas y eventos críticos que dan lugar a los patrones culturales actuales
  2. Entender cómo los eventos críticos identificados en Lorca han conformado las actitudes y percepciones de los desastres y su gestión actual
  3. Comprender como la memoria presente en Lorca influencia la gestión actual de desastres

Esta metodología tendrá los siguientes pasos:

  1. Revisión de la literatura y la exploración de los signos de la memoria cultural en Lorca (archivos históricos, museos periódicos, películas, signos físicos, etc.).
  2. Exploración de la ciudad, museos, archivos, noticias, entrevistas y grupos de discusión.
  3. Análisis de los documentos, informaciones museo, proceso de toma de decisiones, evaluaciones, etc. Las entrevistas con las partes interesadas en la gestión de desastres.
  4. Exploración de material de museo, el análisis de los periódicos, las directrices de política, entrevistas con actores clave, la asociación de los refugiados, los administradores de desastres, entrevistas con miembros de la comunidad.

En Lorca, se ha iniciado el Paso 1 de la metodología de memoria cultural. Se ha empezado a recopilar información histórica de los últimos eventos de inundaciones en Lorca y de los colapsos registrados del embalse de Puentes. Con las reuniones mantenidas con las asociaciones de vecinos, , se pretende registrar su memoria histórica y validar parte de la información que se ha recopilando. . Es por lo tanto, un método de trabajo en primer lugar, en gabinete para luego “testearlo” o probarlo con la población más vulnerable.

Como signos de las inundaciones pasadas podemos encontrar dos signos en la riada de Santa Teresa de 1879. Uno de ellos fue de gratitud en forma de lápida en el salón de sesiones en el Ayuntamiento de Murcia a varios medios de comunicación de la época por la puesta en marcha de una campaña benéfica para recoger dinero y recoger ropa para los afectados de la inundación.

También podemos encontrar la estatua de Jose Maria Múñoz, personaje murciano que ayudo económicamente a muchas familias afectadas por la riada. Fuente: Región de Murcia digital

WP5 Infraestructuras

En paralelo al uso del concepto de memoria cultural, se puede aplicar un método para analizar la relación entre infraestructuras y capital social. La idea es poner en relación el uso de las infraestructuras con la reducción de riesgo, introduciendo el papel de las comunidades locales y ciudadanos como elementos que permiten aumentar la información disponible y reducir el riesgo, sobre todo en zonas afectadas en el pasado por eventos extremos.

La metodología a aplicar contara con tres elementos:

  1. Aplicación del test de los 10 Elementos esenciales de la resiliencia en ámbitos urbanos del UNISDR
  2. Aplicación de la metodología desarrollada por POLIMI con respecto a la infraestructura a corto, medio y largo plazo en la infraestructura y la gestión de los desastres
  3. Cruce de los mapas de los diferentes planes mediante GIS para poder ver el nivel de alineamiento y las zonas más vulnerables y/o donde se debe priorizar una mejor alineación de los planes.

Aplicación de los 10 Aspectos esenciales

La aplicación de los 10 aspectos esenciales se basara en un tipo test para poder comprobar mediante información cualitativa y a ser posible cuantitativa hasta qué punto se cumplen dichos aspectos esenciales

UNISDR 10 aspectos esenciales

  1. Establecer la organización y coordinación para comprender y reducir el riesgo de desastres, basado en la participación de los grupos de ciudadanos y la sociedad civil. Construir alianzas locales. Asegurando de que todos los departamentos comprendan su papel a la reducción del riesgo de desastres y la preparación frente a los desastres.
  2. Asignar un presupuesto para la reducción del riesgo de desastres y proporcionar incentivos para que los propietarios de viviendas, las familias de bajos ingresos, las comunidades, las empresas y el sector público inviertan en la reducción de los riesgos que enfrentan.
  3. Mantener datos actualizados sobre las amenazas y las vulnerabilidades, preparar evaluaciones de riesgo y usarlas como base para los planes y decisiones de desarrollo urbano. Asegurar que esta información y los planes para la resiliencia de la ciudad estén a disposición del público y que ha sido discutido con ellos.
  4. Invertir y mantener la infraestructura crítica que reduce el riesgo, tales como desagües para evitar inundaciones, ajustados cuando sea necesario para hacer frente al cambio climático.
  5. Evaluar la seguridad de todas las escuelas y los centros de salud y de ser necesario, modernizarlos.
  6. Aplicar y hacer cumplir los reglamentos realistas de prevención de riesgos en la construcción y principios de planificación del uso del suelo. Identificar terrenos seguros para los ciudadanos de bajos ingresos y desarrollar mejora de los asentamientos, siempre que sea posible.
  7. Asegurar que los programas de educación y capacitación sobre la reducción del riesgo de desastres están en las escuelas y en las comunidades locales.
  8. Proteger los ecosistemas y las zonas naturales para mitigar inundaciones, tormentas y otros peligros a los que la ciudad podría ser vulnerable. Adaptarse al cambio climático a través de buenas prácticas para la reducción de riesgos.
  9. Instalación de sistemas de alerta temprana y las capacidades de gestión de emergencias en la ciudad y mantener simulacros regulares de preparación del público.
  10. Después de un desastre, asegurar que las necesidades de los sobrevivientes se colocan en el centro de la reconstrucción con su propio apoyo y de las organizaciones de la comunidad para diseñar y ayudar a implementar respuestas, incluyendo reconstrucción de sus hogares y sus medios de vida

El papel de la infraestructura en la gestión de desastres1

En la gestión del riesgo de desastres, las políticas y las acciones evolucionan según las fases de desastre. En la Tabla 3 las acciones relacionadas con la gestión del riesgo de desastres se especifican considerando tres fases del desastre: “meses y años antes de un desastre”, “horas y días antes de un desastre” y “horas inmediatas a días después.” Además, la Tabla 4 muestra las acciones de desastre en tres periodos: “a corto plazo”, “medio plazo” y “horas y días inmediatamente después”. La fase de emergencia cubre las acciones, las horas y días antes del evento y después del evento. Las acciones, horas y días antes del evento incluyen la previsión y seguimiento de los riesgos, la inicialización de los procedimientos de alerta temprana, la evacuación de personas, etc.

En la Tabla 5, las acciones que están relacionadas con el sistema de transporte se especifican para las tres fases de desastre. Por ejemplo, las medidas estructurales y no estructurales para reducir la vulnerabilidad actual del sistema de transporte necesitan ser aplicadas y una red de carreteras de emergencia tiene que ser definida meses y años antes de un desastre. Dependiendo del tipo de desastres y la calidad de la predicción, la evacuación podría comenzar días u horas antes de un evento.

Por otra parte, las obras adicionales, tales como la organización de los conductores de autobús, que proporcionan p.e. caminos de evacuación seguras y evitan los atascos de tráfico deben ser considerados como acciones relacionadas con el transporte. En las horas y días inmediatamente después de un evento, la movilización de mercancías, personas, personal de emergencia y de equipos.

La accesibilidad a las áreas dañadas e instalaciones críticas es otra preocupación fundamental. Es crucial que para cada acción, se establecen diversos agentes y sub-sistemas fuertemente interconectados.

Tabla 3: Acciones requeridas en cada fase del desastre (Fuente: Atun, F and Menoni, S.)

Meses y años antes del desastre

  • Meses y años antes del desastre
  • Definición de las zonas de riesgo
  • La restricción de desarrollo dentro de una zona de peligro
  • Selección de las áreas de desarrollo fuera de la zona de peligro
  • Adquisición de tierras
  • Ordenanzas de uso del suelo
  • Restricción de densidad
  • Reubicación de la comunidad
  • Elaboración de planes de gestión de desastres
  • Establecimiento de un sistema de alerta temprana
  • Preparación de un plan de evacuación
  • Preparación de un plan de emergencia
  • Realización de ensayos suficientes para la alerta temprana, la evacuación y las actividades de emergencia
  • Construcción de sistemas de defensa estructurales
  • Monitoreo de los sistemas de defensa estructurales
  • Proporcionar códigos de construcción
  • Proporcionar un sistema de seguros
  • Formación del personal
  • Llevando a cabo programas de educación del público y de información sobre los riesgos de desastre existentes
  • Definir el material necesario en puntos críticos

Horas y días antes

  • Predicción y vigilancia de riesgos
  • La inicialización de los procedimientos de alerta temprana
  • Servir de enlace con las autoridades correspondientes para la alerta temprana
  • El cierre de las válvulas de gas
  • Advertencias a industrias y plantas
  • Advertencias a la comunidad proporcionando información suficiente
  • La evacuación de personas y mascotas
  • La organización de los autobuses y de los conductores de autobús
  • La organización de las personas que no son capaces de conducir
  • materiales y personal de emergencia movilizando
  • Cómo evitar atascos de tráfico

Horas y días inmediatamente después

  • Restaurar el orden y evitar el pánico
  • Comunicación con los organismos relacionados (como gobierno, militares, ONG ‘s)
  • Establecimiento de un sistema de organización de emergencia
  • Llegada de los primeros en responder
  • Proporcionar medios de transporte como helicópteros para movilizar materiales de soporte, personal de emergencia y voluntarios
  • Organización de los equipos de búsqueda y rescate que han llegado a la escena
  • Definición de las zonas dañadas
  • Envío de equipos a las áreas dañadas
  • Llegada de las máquinas pesadas
  • Establecimiento de hospitales de campaña
  • Tratar a las personas lesionadas
  • Transferencia de gente gravemente herida los hospitales
  • Organización de los medios de comunicación que evite dificultar las actividades de búsqueda y rescate
  • Proporcionar fotos y videos para los medios
  • Evacuación de las personas rescatadas a un área más segura
  • Suministro de alimentos, agua, ropa, tiendas de campaña, mantas, y materiales higiénicos para las personas rescatadas de los escombros o zonas / casas inundada
  • Identificación de las personas desaparecidas y fallecidas
  • Enterrar a los fallecidos
  • Ayuda psicológica y apoyo para los niños
  • Proporcionar miembros de equipo locales para cada equipo extranjero
  • Distribución de materiales (alimentos y otras necesidades) donados por organizaciones internacionales
  • Programas de reubicación parciales durante la reconstrucción de los puntos más críticos
  • Empezar la reparación y reconstrucción de líneas de vida

Tabla 4: acciones post-desastre en tres períodos (Fuente: Atun, F and Menoni, S.)

Corto Plazo (2 semanas - 3 meses)

  • Análisis detallado de los daños
  • Continuar con la reparación y reconstrucción de las líneas de vida
  • Empezar con la reparación y reconstrucción de las zonas edificadas
  • Decidir sobre los códigos de construcción y reequipamiento de las nuevas construcciones
  • La curación de las personas traumatizadas y de los heridos
  • Reunificación de las familias separadas
  • Reinicio de vida normal
  • Restaurar la situación económica/ servicios financieros y de atención médica a la situación pre-desastre
  • Proporcionar puestos de trabajo
  • Facilitar el retorno permanente de los residentes

Plazo medio (4-9 meses)

  • Continuar con la reparación y reconstrucción de líneas de vida
  • Continuar con la reparación y reconstrucción del entorno urbano

Hora y días inmediatamente después

  • Incorporar las medidas de recuperación/resiliencia en los futuros planes de desarrollo
  • Continuar con la reparación y reconstrucción de líneas de vida

Tabla 5: Acciones relacionadas con el sistema de transporte (Fuente: Autor)

Meses y años antes del desastre

  • Definición de las partes vulnerables de la red de transporte (análisis de vulnerabilidad de red vial y ferroviaria, las estaciones principales de autobús tubo, tren, autobús público y)
  • Proximidad de las partes vulnerables del sistema de transporte a las zonas de riesgo
  • Proximidad de las partes vulnerables del sistema de transporte a las zonas vulnerables en el tejido urbano
  • Proximidad de las partes vulnerables del sistema de transporte a las instalaciones públicas
  • Dar prioridad a las partes vulnerables teniendo en cuenta la función de todo el sistema
  • Provisión y aplicación de medidas estructurales y no estructurales de mitigación
  • La definición de la red de carreteras de emergencia

Horas y días antes

  • Evacuación de personas y mascotas
  • Organización de autobuses y conductores de autobuses para evacuar a las personas
  • Movilización de materiales y personal de emergencia
  • Proporcionar caminos de evacuación seguros y evitar los atascos de tráfico

Horas y días inmediatamente después

  • La movilización de los primeros en responder
  • Movilización de los equipos de búsqueda y rescate
  • Envío de equipos a las áreas dañadas
  • Movilización de maquinaria pesada
  • La transferencia de la gente herida grave a los hospitales
  • Evacuación de las personas rescatadas a zonas más seguras
  • Proporcionar medios de transporte, como helicópteros para movilizar soporte de materiales, personal de emergencia y voluntarios
  • Movilización de alimentos, agua, ropa, tiendas de campaña, mantas para las personas rescatadas
  • Llevar los cadáveres a enterrar
  • Movilización de equipos extranjeros en los aeropuertos y puertos
  • Definición de los daños en la red de transporte
  • Iniciar la reparación de los daños

Queremos empezar a trabajar con el WP5 suministrándole información concreta de las infraestructuras (“hard infrastructures”) que afectan o influyen en la gestión del riesgo.

No sólo la presa de Puentes sino también, la carretera o la red ferroviaria en la que las asociaciones de vecinos están centrando sus esfuerzos reivindicando que tenga mayores pasos para el agua y que se actúe para que no vuelvan a actuar como “presas” del agua reteniendo todo el caudal en zonas habitadas.

Zonas Inundables según Sistema Nacional de Zonas Inundables (Fuente: SNCZI)

Noticias relacionadas con Infraestructura en La Rambla Noticia 1 y Noticia 2.

Métodos aplicados y lecciones aprendidas

Objetivo 1: fortalecer el capital social en rrd mediante una mejor comunicación gracias a un mejor intercambio de información

Tradicionalmente las relaciones entre administraciones se han desarrollado mediante procedimientos a veces bastantes lentos e ineficaces, prima la independencia y el excesivo formalismo. A veces este “formalismo” se relaja por las relaciones personales entre técnicos de las administraciones que resultan claves para agilizar el tránsito de información.

Pero estos problemas no suelen ser patrimonio en la relación entre administraciones sino que a veces hasta en un mismo organismo es difícil que fluya la información.

Podemos ver un esquema de las principales relaciones entre los actores que participan en una inundación, no solamente administraciones, si no bomberos, militares, protección civil, comunidad, etc.

Protocolo de Intervención

Desde el punto de vista de la CHS, las principales relaciones serían las siguientes

  • El primer paso sería recibir la información de la previsión meteorológica por parte de la AEMET
  • El SAIH emite información hacia la propia CHS y es donde se tiene el sistema de ayuda a la decisión.
  • Si la situación se torna complicada, se forma el Comité Permanente, en la que están incluidos, Presidente, Director Técnico, Comisario de Aguas y Jefe de Explotación. Ellos serán los responsables de tomar cualquier decisión como puede ser la apertura o no de embalses.
  • La información es transmitirá a la Delegación del Gobierno, de la administración estatal que será la responsable de difundirla. En principio no hay relación directa con la Protección Civil de la CCAA (que es la administración responsable hasta que inicia el nivel 2) , por tanto aquí nos encontramos con un punto crítico donde
  • Las redes sociales han hecho evolucionar totalmente la gestión de las inundaciones. En nuestro caso la CHS aunque estaba presente en 2012

Objetivo 2: reforzar el papel de las redes sociales y culturales como apoyo a los organismos responsables de las emergencias

Voluntarios digitales en emergencias

Los equipos de voluntarios digitales o Virtual Operation Support Team, por sus siglas en inglés, tienen como objetivo apoyar a las cuentas de los servicios de emergencia en Twitter detectando y neutralizando bulos y rumores. También hacer protección civil en redes sociales.

La Campaña de Incendios forestales de 2012 (una de las más devastadoras de los últimos 30 años) supuso el surgimiento de los VOST en nuestro país. Los incendios acaecidos en julio en la Comunidad Valenciana, en los que ardieron 50.000 hectáreas, vinieron acompañados de bulos muy dañinos en las redes sociales, especialmente en Twitter.

Tras estos acontecimientos un pequeño grupo de profesionales españoles de las emergencias, Rafael Gálvez @GalvezRivas y Javier Blanco @Tango_alfa2, crean @VOSTSpain y comienzan a actuar durante el resto de la campaña de incendios forestales de 2012 detectando y parando, conjuntamente con los centros de emergencia 112 y servicios de bomberos bulos en: Canarias, Cataluña y Madrid.

Los actuales equipos de voluntarios digitales en emergencias están formados por profesionales remunerados o no del mundo de las emergencias que, en su tiempo libre, dan soporte altruistamente a esta actividad. Por lo tanto, entre ellos hay: bomberos, sanitarios, periodistas de emergencias con un objetivo común: hacer protección civil desde las redes sociales.

Cómo se detectan bulos y rumores en redes sociales. Recomendaciones para evitarlos

La estrategia principal pasa por monitorizar las redes sociales cuando se producen situaciones de emergencia y catástrofe, atentos a la conversación que se genera por esos sucesos. Es importante liderar la información desde el primer instante tratando de agrupar la actividad comunicativa bajo una etiqueta o hashtag que permita seguir la evolución de la conversación durante la crisis o emergencia.

Algunas recomendaciones extraídas de diferentes artículos del blog de Luis Serrano, periodista especializado en gestión de crisis, nos ofrece pistas para hacer frente a bulos y rumores en redes sociales. Estas son algunas de ellas:

  • Desconfíe de informaciones que no enlacen con una web oficial de la administración o de un medio de comunicación serio.
  • Desconfíe de los pantallazos de medios digitales de comunicación o webs oficiales. Compruebe si es cierto acudiendo a la web oficial o a su canal oficial en Twitter. Es fácil. - Ojo con las fotos que se publican en un tweet que no lleva adjunto un link a una fuente oficial o a un medio de comunicación serio. Pueden ser falsas, un montaje o corresponder a un hecho anterior en el tiempo. Puede verificar cuándo y dónde se publicó introduciendo el link en Google Search Images. Recuerde que el Photo Shop hace milagros.
  • Verifique los perfiles y las bios de las fuentes que divulgan el mensaje. Si no es una cuenta a la que sigue habitualmente desconfíe.
  • No dude en preguntar a las fuentes oficiales o a los medios de comunicación vía Twitter sobre informaciones sospechosas. Otra opción es preguntar a los equipos VOST de voluntarios digitales en emergencia que están repartidos en todo el Estado con @vostSPAIN a la cabeza. Están especialmente adiestrados y conectados para detectar y neutralizar bulos. Ayude a hacer #StopBulos y a evitar situaciones de alarma social.
  • Cuidado con el WhatsApp. Si la información alarmista le llega por esta vía desconfíe. Y sobre todo no la comparta si dudar de ella.
  • Los pantallazos de WhatsApp en Twitter tienen muchas papeletas de ser un bulo.
  • Compruebe los horarios de los tweets alarmistas. Si éste es de hace dos horas y usted no ve la información en un Medio de Comunicación profesional sin duda va a ser un bulo.
  • El primo, el amigo que le ha contado un familiar, que sabe de buena tinta… No es una fuente solvente. Va a ser por definición una fuente distorsionada, más aún si le entrega los datos por WhatsApp. - Y si tiene alguna duda espere. No contribuya a generar alarma social. La protección es cosas de todos y todos debemos hacer protección civil divulgando informaciones veraces.

¿Para qué?

  • Tomar conciencia del papel de las redes sociales y culturales en la RRD;
  • Identificar los intermediarios culturales, que pueden actuar como intermediario entre las autoridades y las redes sociales, con el fin de mejorar la información sobre los riesgos proceso de intercambio;
  • Identificar las similitudes y diferencias entre las distintas redes sociales y culturales en el sistema urbano;
  • Entender mejor cómo cambian las redes en situaciones de stress y cómo promover cambios positivos que permitan a estas redes funcionar durante un desastre
  • Asignar mejor los recursos para fortalecer el capital social de una comunidad a través de sus redes sociales y culturales.

¿Cómo?

  • Validación de los mapas de las redes culturales y de confianza institucionales e informales de Lorca y la identificación de los grupos más vulnerables
  • Mejora de los protocolos de actuación entre las administraciones para la comunicación y el intercambio de información.
  • Desarrollar herramientas y procedimientos para el intercambio de información con la población local de mejor calidad.
  • Establecer procedimientos para la organización de talleres dirigidos a los habitantes de zonas inundables y herramientas como p.e. juegos-serios para apoyar estas actividades.

Como resultado secundario, se tendrá información más actualizada para demarcar mejor los límites del lecho del río en los episodios extremos de inundación y la identificación y cuantificación de posibles trabajos y actividades en las zonas más vulnerables

Listado de las inundaciones históricas de Lorca.. Fuente: elaboración propia a partir de la “Cronología de las Riadas en la Cuenca” del Segura de la CHS y del Archivo Municipal (Número 4-5)